Adoptar un gato

Antes de adoptar un gato

Convivir con un compañero felino puede ser una experiencia muy gratificante para ambos. Los gatos, pese a ser más independientes que otro tipo de mascotas, son excelentes compañeros de aventuras, dispuestos a ofrecerte todo su cariño y proporcionarte momentos únicos.

Ahora bien, si has decidido adoptar gatos , debes valorar los pros y los contras en función de tus recursos, posibilidades y estilo de vida, con el fin de asegurar que estás actuando de forma responsable. Piensa que, aunque afortunadamente cada vez existen más opciones para viajar con tu gato, éste es uno de los principales aspectos que pueden condicionar tu rutina habitual, y no puedes pasarlo por alto.

A continuación, y con el fin de contribuir a que tomes la decisión más correcta, vamos a enumerar los aspectos más relevantes que debes tener en cuenta antes de adoptar un gato.

Adoptar un gato según la edad

Un gatito precisa de muchos más cuidados que un gato adulto. Aunque es cierto que aprenden muy rápido, los gatitos son animales muy activos que necesitan cuidados y ciertas pautas de educación durante su primer año de vida. Es conveniente que analices bien este aspecto, y valores si dispones del suficiente tiempo para llevar a cabo estas tareas. Si consideras que no, es recomendable que te plantees la adopción de gatos adultos . Los felinos que superan el año de vida están acostumbrados a vivir con las personas y se sienten cómodos con ellas, así que no necesitan tanta atención como un gatito. Existe la creencia de que iniciar la convivencia con un gato adulto resulta una experiencia complicada, debido a que puede haber adquirido “vicios” o conductas difíciles de modificar. Pero, incluso en los casos más difíciles (gatos en adopción que han sido abandonados o sufrido maltrato), sus niveles de socialización suelen ser muy elevados.

La raza y el temperamento del gato

Cada raza tiene sus peculiaridades, carácter y necesidades. Los gatos en adopción de pelo largo, por ejemplo, suelen precisar de mayor nivel de cuidado, ya que la rutina de cepillado es imprescindible para su bienestar. Antes de adoptar gatos , solicita asesoramiento acerca de los gatos en adopción disponibles, para asegurarte de que el gato escogido es el más idóneo para ti. Consulta también su historial clínico con el fin de saber si ha sufrido alguna patología, o debe seguir algún tipo de atención veterinaria.

El proceso de adaptación de tu gato

Los gatos necesitan disponer de espacios diferenciados (zona de alimentación y agua, zona de descanso, y zona de higiene / arenero), para sentirse cómodos y tranquilos. Si adoptas gatos adultos , es importante que dispongan de su tiempo para adaptarse a tu casa. Tu nuevo compañero querrá inspeccionar el lugar en el que va a vivir, y evitará exponerse al contacto durante los primeros días de convivencia, hasta que perciba que en su nuevo hogar se siente seguro. Pese a ello, valorará tu presencia y tus palabras de cariño. Ambos aspectos favorecerán vuestro vínculo afectivo.

Gastos para el cuidado de tu gato

El cuidado de un gato genera una serie de gastos que hay que tener en cuenta. Entre ellos, cabe destacar el microchip, la administración de vacunas, la desparasitación y la esterilización. La mayoría de entidades sin ánimo de lucro que ofrecen la adopción de gatos , entregan al animal con todos estos aspectos cubiertos por un coste muy razonable, incluida la esterilización en el caso de gatos adultos. Pero debes ser consciente de que tu gato, a lo largo de su vida, precisará de alimentación específica para sus distintas etapas de vida, y de atención veterinaria puntual, con el gasto correspondiente que ello suponga.

Convivencia de tu gato con otras mascotas

Los felinos suelen ser asustadizos y territoriales. Convivir con otras mascotas puede ocasionarles estrés y ansiedad. Contempla este aspecto antes de tomar la decisión de adoptar gatos , y asesórate de las pautas que debes seguir para que tu nuevo compañero felino se sienta lo más confortable posible a tu lado.

Donde adoptar a un gato

Incorporar un felino en tu vida puede ser una decisión muy gratificante para ambos. Los gatos son excelentes compañeros, independientes, inquietos, curiosos y ansiosos por recibir tus mimos y caricias.

  • Si te estás planteando adoptar, pero te preguntas dónde adoptar un gato , debes saber que existen muchos centros de acogida, refugios, albergues de gatos , protectoras de gatos locales y entidades sin ánimo de lucro a las que puedes recurrir para hacerlo. La mayoría de estos centros de acogida de gatos ofrecen la posibilidad de que puedas entrar en sus webs para conocer su labor y metodología de trabajo. En muchas de ellas, puedes incluso introducir filtros de búsqueda, en función de las edades, raza, carácter y características de los gatos que tienen en adopción.
  • Otra vía a la que suelen recurrir las personas que deciden adoptar un gato, surge del contacto directo entre particulares, que se establece entre amigos, conocidos, buscadores “gatitos en adopción / dónde puedo adoptar un gato ”, y en ocasiones a través de anuncios que puedes encontrar en veterinarios, posts compartidos en redes sociales o tiendas especializadas en mascotas.

Qué tener en cuenta antes de adoptar un gato

En cualquiera de los casos, es muy importante que valores los pros y los contras de la decisión de adoptar de forma responsable, para que el gato (sobre todo en el caso de que sea adulto), no vuelva a verse expuesto a situaciones no deseadas, y goce de una estabilidad y un entorno definitivo feliz y seguro.

Si aún no has madurado la decisión, lo más conveniente es que te informes previamente de lo que implica adoptar un gato, a nivel de cuidados, tiempo, dedicación y costes, que también suelen ir asociados a la edad del gato que adoptes. El coste medio aproximado de adopción varía entre los 100€ y los 50€, dependiendo principalmente de la edad del gato (cachorro o adulto). Este coste suele incluir la revisión veterinaria, el precio de las primeras vacunas, la desparasitación interna y externa, y la implantación del microchip. Una vez lo hayas abonado, se te entregará al animal junto a su cartilla veterinaria actualizada.

Visita el centro de acogida de gatos

Aunque inicies el contacto con el centro de acogida o la protectora de gatos vía web, es conveniente que puedas visitarla para asegurarte de que cumple con todas las medidas de higiene necesarias (jaulas limpias, acogedoras, con una cama cómoda, arenero y juguetes), y que dispone de personal cualificado para ofrecerte asesoramiento en el caso de que lo necesites. Si dicha entidad está lejos de tu localidad y no puedes desplazarte, puedes solicitar que te envíen videos, fotos y demás documentación que dé fe de ello.

Una vez que inicies el proceso, deberás seguir un protocolo establecido por la entidad con el fin de que la adopción se realice en óptimas condiciones. Básicamente, deberás pasar un cuestionario, y aceptar que visiten tu casa para evitar que la decisión pueda ser precipitada o fruto de un impulso repentino.

Otras alternativas para ayudar a los gatos en adopción

Ten en cuenta que, previo a la decisión de adoptar, existen otras posibilidades para ayudar a los gatos que viven en protectoras, refugios, albergues de gatos y demás asociaciones sin ánimo de lucro. La donación, o la vía de ayudar a recaudar fondos haciéndote socio, son dos de ellas. También puedes ofrecerte como adoptante de acogida durante un periodo de tiempo. Algunas entidades aceptan esta opción como paso previo a la adopción, para que el adoptante pueda vivir la experiencia de convivencia antes de tomar una decisión definitiva.

Por último, sólo queda informaros de que, en determinadas ciudades como Barcelona, están surgiendo nuevas vías para promover la adopción a partir de iniciativas novedosas y diferenciales. Desde jardines en los cuáles los gatos deambulan a su antojo mientras tú paseas relajadamente interactuando con ellos, hasta cafeterías que satisfarán las necesidades de los más “Cat Lovers”, con asesoramiento personal para ofrecerte consejos y orientación sobre los gatos y sus peculiaridades, todas ellas pensadas para que vuestra convivencia sea una experiencia maravillosa.

Como adoptar a un gato 2019

Si te estás planteando adoptar un gato, lo primero que debes valorar es si realmente reúnes las condiciones necesarias para convivir con una mascota. Pese a que los gatos son mascotas más independientes que los perros, también necesitan atención, cariño y tiempo, factores que pueden condicionar tu ritmo o estilo de vida habitual durante más de 15 años.

Afortunadamente, cada vez existen más opciones para que puedas desplazarte y pasar los periodos vacacionales junto a tu compañero felino, pero todas ellas implican ciertas concesiones por tu parte. Si además estás pensando en adoptar un gato cachorro, el nivel de cuidados, dedicación y costes será mayor durante su primer año de vida, ya que los gatitos precisan de ciertas pautas de educación y requerimientos veterinarios, como las vacunas, la desparasitación, el microchip y la esterilización.

Si ya has valorado todos estos aspectos, y decides seguir adelante con la adopción, puedes optar por dos vías para llevar a cabo el proceso:

1. Adoptar un gato a través de particulares

Amigos, conocidos, anuncios en tiendas especializadas, recomendación de veterinarios, búsquedas a través de la red (“gatitos en adopción” o “gatos en adopción), o post compartidos en redes sociales. En este caso, lo más conveniente es establecer contacto directo con el ofertante para que te informe con detalle de la edad, raza, características y carácter del gatito o gato adulto en adopción. La adopción puede producirse de forma gratuita, si es un cachorro y debes asumir tú la mayoría de gastos veterinarios iniciales, o bien si es un gato adulto saludable.

2. Adoptar un gato a través de entidades sin ánimo de lucro 2019

Protectoras, refugios, albergues, y otras asociaciones de carácter local . Puesto que la mayoría de ellas disponen de una web que te permite conocer los distintos perfiles de gatos en adopción (edad, tamaño, historia, carácter), e incluso algunas de ellas ofrecen la opción de que puedas filtrar la búsqueda según los parámetros que hayas preestablecido, lo ideal es que contactes directamente con la seleccionada, y te informes acerca del felino que has decidido adoptar.

Si la entidad seleccionada está cerca de tu localidad, te recomendamos que realices una visita para conocer al gato, y recibir un asesoramiento más personalizado. Piensa que muchas protectoras, suelen ofrecer la posibilidad de que lo acojas de forma temporal antes de formalizar la adopción, con el fin de que puedas valorar vuestro nivel de afinidad y bienestar conjunto.

Cuánto cuesta adoptar un gato 2019

En paralelo, la entidad te informará del coste de adopción, que vendrá condicionado por la edad del gato que vas a adoptar. El coste medio aproximado de adopción varía entre los 100€ y los 50€, dependiendo principalmente de la edad del gato (cachorro o adulto). Este coste suele incluir la revisión veterinaria, el precio de las primeras vacunas, la desparasitación interna y externa, y la implantación del microchip. Una vez lo hayas abonado, después de superar el protocolo de adopción, se te entregará al animal junto a su cartilla veterinaria actualizada.

Estos costes son derivados de la atención veterinaria recibida hasta la fecha de adopción, para garantizar que todos los gatos son entregados con su cartilla de vacunas al día, esterilizados si son adultos, desparasitados interna y externamente, y con el microchip. En el caso de que adoptes un gatito, seguramente la entidad te ofrecerá la posibilidad de que lo esterilicen sus propios veterinarios cuando llegue el momento de su madurez sexual, por un precio inferior al de la media del mercado.

Proceso para acoger un gato

A partir de aquí, la entidad pondrá en marcha un protocolo de actuación, que suele englobar las siguientes fases:

  • Cuestionario para validar tus actitudes y predisposición a la adopción.
  • Visita a tu casa, con el fin de establecer un contacto personal y confirmar que el entorno en el que vivirá el gato adoptado será favorable para su bienestar.
  • Firma del contrato previo a la entrega, en el que se ponen de manifiesto los compromisos, y responsabilidades que asumen ambas partes, con el fin de descartar futuros abandonos, episodios de maltratos, y otros aspectos que puedan perjudicar la salud física o psíquica del animal.
  • Pago y entrega del gato adoptado. Para trasladar al animal a tu casa, deberás adquirir un transportín que se adapte a sus dimensiones.

En la mayoría de los casos, la entidad realizará un seguimiento durante los primeros días de convivencia, con el fin de asegurar que el proceso de adoptación del felino es óptimo, y ofrecerte asesoramiento en el que caso de que lo necesites.

Es habitual que las personas que han adoptado envíen a los ofertantes (ya sean particulares o entidades sin ánimo de lucro), comentarios, fotos, y vídeos junto al nuevo miembro de la familia, mostrando su nivel de gratitud, y felicidad por el resultado del proceso.

A que edad adoptar un gato

Normalmente, cuando una persona decide incorporar a un compañero felino en su vida, suele plantearse a qué edad adoptar un gato y si es más conveniente adoptar un gatito o un gato adulto. Lo cierto es que no existe una respuesta más o menos correcta sobre cuándo adoptar un gato según su edad , porque ambas opciones tienen sus pros y sus contras y es recomendable tenerlos en cuenta antes de tomar la decisión.

Adoptar un gato adulto 2019

Existe la creencia de que adoptar un gato adulto puede ser una experiencia más complicada, debido a que por la edad de los gatos ya tienen adquiridas una serie de conductas que pueden dificultar su adaptación a un nuevo hogar con todo lo que ello conlleva.

Efectivamente hay algo de verdad en esto, porque se suele desarrollar la personalidad durante los primeros años de vida de un gato , pero este aspecto no es suficientemente relevante como para descartar la posibilidad de adoptar un gato adulto.

La mayoría de gatos adultos que viven en protectoras u otras entidades sin ánimo de lucro, y también los que provienen de hogares particulares que no pueden hacerse cargo de ellos, suelen ser felinos sociables, habituados al contacto humano, y muy necesitados de amor y cariño. Este hecho de por sí, los predispone a adaptarse fácilmente a sus nuevos propietarios cuando se adopta un gato , siempre y cuando perciban que están en un entorno seguro y cómodo, y que van a ser bien atendidos. Recuerda que los felinos, pese a ser mascotas independientes, gozan de un instinto muy pronunciado con el que identifican rápidamente las sensaciones positivas. Mientras dispongan de los espacios que necesitan (zona de arenero, alimentación y descanso), puedan curiosear a su antojo y reciban tus mimos, estarán encantados de convivir contigo.

Incluso en el caso de que el gato adulto que decidas adoptar haya sufrido un abandono traumático o haya sido víctima de maltrato, sus posibilidades de socialización son muy elevadas. En este supuesto, durante los primeros días de convivencia deberás destinar más paciencia, y dejarle un mayor margen de tiempo para que pueda habituarse a su nuevo entorno y recuperar la confianza perdida. La entidad o protectora ofertante te asesorará convenientemente sobre cómo llevar a cabo este proceso de adaptación.

Adoptar un gatito 2019

La opción de adoptar a un gatito tiene otras ventajas, pero no está exenta de otros factores que también debes valorar debidamente:

  • Los gatos tienen una esperanza de vida media que supera los 15 años. Adoptarlos cuando son gatitos, implica un compromiso a largo plazo durante todos los años de vida del gato que, de una manera u otra, va a condicionar aspectos de tu vida durante años (tiempo, viajes, planes…).
  • Los gatitos, pese a que aprenden muy rápido, suelen ser tremendamente activos e inquietos. Su afán por descubrir el entorno que los rodea los hace incansables e incluso traviesos durante su etapa de gatito. Necesitarán de tu dedicación para aprender, habituarse a las rutinas de cuidado (uñas, baño, cepillado) y seguir ciertas pautas de educación, tales como no arañar, ni realizar destrozos en muebles u otros objetos.
  • Los costes de atención veterinaria serán superiores a los derivados de la adopción de un gato adulto, puesto que incluyen las primeras vacunas, el microchip y la desparasitación (interna y externa). También debes contemplar el gasto de esterilización, que tal y como te indicarán en la entidad con la que realices la adopción, deberás llevar a cabo durante el primer año de vida de un gato para evitar consecuencias indeseadas.

Por último, si te decides por adoptar un gatito, intenta hacerlo una vez que haya superado los dos 2 meses de edad. A partir de ese momento, el gatito estará totalmente preparado para afrontar sus rutinas esenciales básicas sol (hacer necesidades en arenero y alimentarse), y podrás concentrarte en el resto de tareas y cuidados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *