GATO MONTES

Gato Montes
GATO MONTES

El gato montés (Felis silvestris), también conocido como gato salvaje o, más formalmente, como gato montés euroasiático, es una especie de mamífero carnívoro salvaje de la familia de los félidos y que habita en Eurasia y África. Tiene muchas subespecies, como el gato montés europeo (Felis silvestris silvestris), el gato salvaje asiático (Felis silvestris ornata) y el gato salvaje africano (Felis silvestris lybica). Se puede hibridar con los gatos domésticos que han sido abandonados en la naturaleza o se han asilvestrado.

CARACTERÍSTICAS GATO MONTÉS

Es un felino de pequeño tamaño, y el antecesor salvaje de los gatos domésticos (Felis silvestris catus).

Los gatos salvajes generalmente son de constitución más robusta que sus parientes caseros. Suelen ser de color predominante pardo grisáceo atigrado, más claro y ocráceo en el vientre y partes inferiores, con cuatro rayas negras longitudinales en la frente, que van a converger en una línea que recorre toda la espina dorsal.

Los ejemplares de la subespecie europea (Felis silvestris silvestris) tienen una capa de pelo más espesa y la cola más poblada y ancha que la del gato doméstico, con su punta negra y al menos dos franjas negras anchas junto a ella.

El gato montés euroasiático a veces puede ser confundido con un gato doméstico asilvestrado de capa parda rayada pero, en el caso de la forma euroasiática, puede diferenciarse por su espesa cola, más robusta y ancha, con terminación roma y redondeada, y con al menos tres anillos negros completamente cerrados. La única prueba morfológica indudable para distinguir al gato salvaje del doméstico es la medición de la capacidad craneana, ligeramente mayor en el primero.

  • Dimensiones corporales: cabeza y cuerpo, 51 a 76 cm; cola, 26 a 31 cm.
  • Peso: 2,8 a 5,8 kg.
  • Su apariencia general es la de un gato doméstico atigrado muy robusto, con la cabeza proporcionalmente más grande y la cola más corta y gruesa, redondeada en la punta.
  • El color general es gris oscuro con tonos amarillentos. Cuatro líneas negras recorren la parte dorsal del cuello, y el cuerpo tiene un esbozo de franjas transversales oscuras, que son las que le confieren aspecto de gato atigrado. En la cola se observan de dos a cuatro anillos negros (raramente cinco), más o menos bien definidos, y una franja ancha, también negra, en la punta. La garganta y el vientre son de color mucho más pálido, mientras que las plantas de los pies son negras.
  • Presenta dimorfismo sexual: el macho es ligeramente más grande que la hembra (entre un 15 y un 25%).

HÁBITAT GATO MONTES

El hábitat principal del gato montés lo constituyen las áreas de bosque relativamente bien conservadas, aisladas de la actividad humana. Es un animal típico del bosque mediterráneo. Los ecosistemas más adecuados para la especie lo constituyen el matorral mediterráneo bien conservado del sur y del centro de la Península, junto con estepas, bosques caducifolios y zonas húmedas del norte.

Se distribuye por toda Europa y la mayoría de las islas mediterráneas. En la Península Ibérica su distribución es poco conocida, pero parece que se encuentra por casi toda la Península Ibérica y las Islas Baleares. Localmente se puede presentar en elevadas densidades, especialmente en determinadas zonas del sur de España.

El gato montés está catalogado como especie “de interés especial”. Son animales esquivos y retraídos que necesitan amplias zonas con abundante cobertura vegetal y una baja densidad humana. Los problemas más importantes a los que se enfrenta son los siguientes:

  • La pérdida de su hábitat, que provoca la desaparición de muchas poblaciones y hace que se fragmenten otras.
  • El descenso de las poblaciones de conejo.
  • La hibridación con el gato doméstico.
  • Los métodos selectivos y no selectivos de caza.

Alimentación Gato Montés

El gato montés es un gran cazador de roedores, pequeñas aves y sobre todo conejos, que constituyen la base de su alimentación.

Suele cazar al acecho, esperando a que la presa se ponga a su alcance, para después con un fuerte salto capturarla con las garras y un mordisco en la nuca si son presas pequeñas o asfixiando a las más grandes. En muchos casos también se arrastra a ras de suelo y mediante sigilosas aproximaciones consigue capturar a sus presas. Suele ascender a los árboles para expoliar nidos alimentándose tanto de pollos como de huevos. Además de buen trepador es un buen nadador.

Sus hábitos son fundamentalmente crepusculares y nocturnos. Es bastante monótono en sus paseos, siguiendo los mismos senderos en sus desplazamientos. Durante el día descansa en el espeso matorral o en cualquier sitio resguardado.

En la mayoría de los casos vive de manera solitaria, aunque puede formar pareja para cazar. Los machos comparten su territorio con 3 a 5 hembras, pero nunca con individuos del mismo sexo. Para marcarlo suelen orinar en lugares concretos y restriegan sus glándulas anales con la vegetación, arañan árboles y depositan excrementos en lugares elevados.

Los adultos se defienden ferozmente de sus enemigos, pero sus crías pueden ser capturadas por lobos, linces, zorros o grandes águilas.

Reproducción

Llegado el mes de diciembre comienza la época reproductora, en la que el macho delimita su territorio defendiéndolo de intrusos. El celo dura hasta febrero.

En este período las hembras maúllan fuertemente y marcan también su territorio con orina, excrementos y secreciones glandulares para mostrar su receptividad.

El macho puede copular con varias hembras, y aunque es un animal solitario, se mantiene unido a la hembra durante el período de reproducción.

La gestación dura entre 63 y 69 días, al final de los cuales la hembra busca grietas y árboles huecos, donde pare una única camada al año, de dos o tres crías. Interviene ella sola en el cuidado de las mismas, durante unos cinco meses.

Los machos alcanzan la madurez sexual a los 9 ó 10 meses de edad, mientras que las hembras lo hacen a los 10 ó 12 meses. Su longevidad máxima es de 15 años.

Ocasionalmente se ha comentado que ciertos machos han acabado con la vida de algunas crías, nunca suyas. Esto tendría un claro significado biológico: fecundar de nuevo a la hembra, asegurándose de que los genes de la nueva descendencia serán suyos.

A menudo el gato montés se cruza con el gato doméstico.

Video gato montés

American Curl

Gato American Curl
AMERICAN CURL

Curiosidades y cuidados del gato american curl

Una de las particularidades que distinguen a esta raza de otras son sus originales orejas hacia atrás, fruto de una mutación que tuvo lugar en 1981.

Si pensamos en razas de gatos llamativas, una de las que se nos vendrá primero a la mente es el curl americano. Uno de sus rasgos más característicos son sus curiosas orejas dobladas hacia atrás. ¿Alguna vez te has preguntado por qué son así? Esto es fruto de una mutación que tuvo lugar en California durante el año 1981 entre felinos de pelo corto y felinos de pelo largo.

La estadounidense Grace Ruga tiene mucho que ver en el reconocimiento de esta raza como tal. Un día cualquiera se encontró en su casa a dos gatitos con orejas rizadas y mientras que uno de estos felinos desapareció, la hembra se quedó a vivir con ella. Posteriormente se quedó embarazada y tuvo una camada. Curiosamente, dos de los gatitos recién nacidos también presentaban esta particularidad en sus orejas. Estos tiernos animalitos despertaron el interés de una criadora de perros, que llegó a la conclusión de que debían conformar una nueva raza. Y así fue.

El gato curl americano nace con las orejas rectas, pero se van enrollando durante su primera semana de vida. Increíble, ¿verdad? Sin duda esto es lo que más llama la atención de él, pero lo cierto es que esta raza también se caracteriza por tener un bonito pelaje, sedoso y abundante. Este puede presentarse en cualquier tonalidad, excepto chocolate y canela.

Como ocurre con el resto de gatos, hay que tener especial cuidado con que se le formen bolas de pelo (tricobezoares) en el estómago. Los felinos se lamen, entre otras cosas, para asearse y esto hace que traguen demasiado pelo, con sus consiguientes problemas de salud. Sin embargo, en el curl americano el riesgo es aún mayor puesto que posee un cabello semilargo.

Por lo general, esta raza suele ser bastante cariñosa y divertida. Aunque los gatos suelen ser bastante territoriales, esta que hoy nos ocupa tiene bastante tolerancia hacia otros animales. Además, es ideal para familias con niños puesto que se lleva bastante bien con los pequeños.

Son propensos a las bolas de pelo

Aunque por lo general esta raza goza de buena salud, sí que has de prestar atención a si se lame demasiado. El motivo es que al tener un pelaje semilargo, las probabilidades de que desarrolle tricobezoares (bolas de pelo en el estómago) son bastante elevadas.

Esperanza de vida del American Curl

Viven entre 13 y 15 años

Si te decides a adoptar un curl americano, has de saber que podrás disfrutar de él como mínimo, 13 años. Los más longevos tienen una esperanza de vida de 15 años, ¡pero los hay que viven más! Si están muy bien cuidados, algunos pueden alcanzar los 17.

La higiene de sus orejas es fundamental en el American Curl

Es uno de los principales aspectos que has de tener en cuenta si tienes un curl americano como mascota. Debes limpiarle las orejas con relativa frecuencia para eliminar la cera acumulada. Eso sí, ten mucho cuidado porque podrías dañarle el cartílago si lo haces de cualquier forma.

El mejor amigo de los niños

Si tienes peques en casa y te estás planteando adoptar un gato, has de saber que el curl americano es uno de los mejores ejemplares con los que puedes ampliar la familia. El motivo es que es muy juguetón, por lo que entablará amistad con los niños enseguida.

Nace con las orejas rectas

Curiosamente, las orejas del curl americano son rectas cuando nace. Sin embargo, durante su primera semana se transforman y adquieren su característico rizo. Además, no es hasta sus 5 meses de vida cuando la forma de estas se estabiliza y adquiere un carácter permanente.

No hay muchos ejemplares en Europa

El curl americano no es una raza conocida en Europa, pero sí lo es en Estados Unidos pues este es su país de origen.

En 1987 consiguió su reconocimiento

Aunque surgió en 1981, no fue hasta 1987 cuando se produjo el reconocimiento como raza por la International Cat Association.

Son enérgicos

Por lo general, los gatos curl americanos disfrutan bastante del ejercicio, por lo que has de procurar que disponga del espacio necesario para hacerlo. De esta manera, tu mascota mantendrá su peso óptimo y estará en buenas condiciones de salud.

Una alimentación acorde a sus necesidades

Esta raza necesita consumir bastantes proteínas, por lo que debes asegurarte de que el alimento que le estás dando es el adecuado. Por el contrario, los carbohidratos deberás reducirlos ya que al ser animales con lento metabolismo, podrían desarrollar obesidad.

Un gato de concurso

Su extraordinaria belleza convierte al gato curl americano en el ejemplar más exitoso en los concursos de belleza. La primera vez que se presentó un ejemplar de la raza a uno de ellos fue en el año 1983.

Presenta una figura esbelta

Son gatos de lo más estilizados, pesando entre 2 y 5 kg. En cuanto a la altura, oscilan entre los 40 y los 50 cm.

American Sorthair

La raza de gato American shorthair, también conocido como americano de pelo corto, es una de las razas más comunes en su continente de origen, mientras que es menos habitual encontrarlo en Europa. Si buscas un compañero de vida activo, cariñoso y fiel, puede que sea lo que quieres.

Para conocer bien al gato American shorthair, vamos a empezar por lo básico:

  • Tamaño: mediano – grande.
  • Esperanza de vida: 15 – 20 años.
  • Estilo de vida: activa, necesita una casa donde correr y salir al exterior.

Origen de la raza de gato American shorthair

La raza de gato American shorthair es el resultado del cruce entre un gato común europeo con un británico. Fue llevado a América por conquistadores europeos y fue allí donde se desarrolló la cría de la raza, por eso es considerado americano. La raza se reconoció oficialmente en la década de los 60.

A día de hoy es realmente popular en el continente americano y muy apreciado por los amantes de las razas felinas.

Características de la raza de gato American shorthair

El gato americano de pelo corto es robusto y fuerte, tiene un cuerpo grande y musculoso con unas patas ágiles y poderosas. Pesa entre 4 y 6 kilos, pero es especialmente corpulento.

Su cabeza es grande y redondeada, con unas mejillas abultadas y unas orejas medianas, separadas y de punta redondeada. Sus ojos son redondos y despiertos, de color dorado, verde o azulado en función del color de su pelo. Su pelaje es corto, suave al tacto y muy brillante; hay de todos los colores y muchos patrones aceptados, tanto sólidos como moteados, tabby, tortuga, chinchilla, shell…

Temperamento de la raza de gato American shorthair

El American shorthair es un gato muy activo e inquieto que además tiene un gran instinto de caza, por lo que necesita vivir en un espacio grande para no agobiarse y preferentemente tener posibilidad de salir al exterior, como por ejemplo a un patio o jardín. No es un gato apropiado para un apartamento o piso pequeño.

Es juguetón, sociable y cariñoso, se adapta muy bien a la vida con humanos y es bastante paciente y amable en el trato. Se adaptan a todo tipo de familias, un American shorthair puede vivir tanto con una familia con hijos como con una persona que vive sola. Su relación con otras mascotas suele ser pacífica.

Cuidados de la raza de gato American shorthair

Como decíamos, este gato necesita realizar ejercicio, preferentemente en exterior; pero si no puede ser, tendrás que prepararle opciones de juego dentro de casa con juguetes que simulen la caza, rascadores… En general necesita estar distraído la mayor parte del tiempo.

Su pelo es fácil de mantener, basta con un cepillado a la semana o dos para retirar el pelo muerto y evitar los tricobezoares.

Salud de la raza de gato American shorthair

Los gatos American shorthair muy frecuentemente superan los 20 años de vida, se trata de una raza sana, fuerte, resistente y muy longeva. Pero recuerda: para conseguir una buena salud, no dejes de ponerle sus vacunas y desparasitaciones siempre que toque.

Al ser tan activa, la raza de gato American shorthair no suele desarrollar sobrepeso, lo cual también evita muchos problemas de salud.

Fotos de gatos American Sorthair

Comprar un American Sorthair

¿Te gustaría convivir con uno de estos magníficos animales? Si es así, te damos las claves para que sepas cómo elegir el mejor:

Comprar en criadero

Encontrar un criadero de esta raza no es fácil, a menos que vivas en Estados Unidos, claro 🙂 . En el resto del mundo todavía no se ha vuelto una raza especialmente popular, y a menudo te tienes que ir a otro país para encontrar a tu nuevo compañero felino. Pero, ¿cómo saber si el criadero es realmente serio?

  • Sabrás que has llegado al sitio ideal si ves que las instalaciones están limpias y los animales sanos.
  • El encargado debe de responder a todas tus dudas, y además dejarte estar con los padres del gatito.
  • Además, debe de conocer la raza.
  • No te entregará el cachorro con menos de dos meses de edad.
  • Y una vez que llegue el día, te lo dará junto con toda su documentación en regla (pasaporte y pedigrí).

Comprar en tienda de animales

Lamentablemente, si ya es difícil encontrar un criadero, mucho más lo es encontrarlo en una tienda de animales. Aún así, eso no quiere decir que no podamos probar suerte y preguntar. El único ”problema” es que no te lo darán con pedigrí y tampoco podrás conocer a los padres.

Comprar a un particular

A menudo puedes encontrar anuncios de personas que venden gatos de todas las razas, pero, ¿cómo evitar que nos estafen?

  • Lo primero y más importante es asegurarse de que ha puesto sus datos de contacto y de que ha escrito el anuncio en un sólo idioma, sin utilizar palabras incoherentes.
  • Debes de poder quedar con esa persona y ver a los gatitos, los cuales no los entregará con menos de 2 meses de edad.
  • Los gatitos deben de estar sanos, activos, y mostrarse curiosos.

Precio del American Shorthair 2019

El precio varía dependiendo de dónde lo compres, por ejemplo, si es de criadero, te puede costar sobre los 1000 euros, mientras que si es en tienda o a un particular costará sobre los 400-500 euros.

Snowshoe

La raza de gato snowshoe tiene unos preciosos pies blancos, es tan reconocible por esta característica que fue la que inspiró su nombre. El snowshoe es una raza muy reciente fruto del cruce entre un siamés y un American shorthair.

Su tamaño es mediano, tiene una esperanza de vida de 12 a 15 años y es tranquilo y familiar.

Características de la raza de gato snowshoe

Este gato es de tamaño mediano y tiene un aspecto muy robusto, con una musculatura realmente fuerte. Tiene la cabeza de forma triangular, pero algo redondeada, con unos ojos grandes y ovalados de color azul.

Su pelo es corto pero muy abundante y suave, que puede variar en color, tanto en tonos monocolor como tabby. Son característicos los pies blancos y la máscara en forma de V invertida.

Temperamento de la raza de gato snowshoe

El gato snowshoe es muy casero, tranquilo y afable. Es realmente pacífico y bueno, se dejará acariciar y aceptará juegos con casi cualquiera.

Se adapta muy bien a cualquier tipo de vivienda y convive sin problema con todo tipo de personas, incluidos niños, además de con otras mascotas. ¡Es un gato genial!

Video raza de gato snowshoe

Scottish Fold

El Scottish Fold es una de las razas más peculiares. El motivo; sus pequeñas y dobladas orejitas. Para muchos se trata de un gato encantador, tanto por su carácter amistoso como por su curioso aspecto de muñeco de peluche. Su físico recuerda mucho al British Shorthair, raza con la que están permitidos los cruces, de hecho únicamente deben permitirse emparejamientos con el Británico de pelo corto o con el Scottish Straight(variante con orejas erguidas pero portadores del gen mutante dominante “Fold”). 
No se permiten los cruces entre dos ejemplares Scottish Fold ya que se suelen dar muchos casos de graves anomalías óseas en los gatitos.

Las orejas pequeñas y plegadas hacia delante son la característica más peculiar de estos mininos. De ahí que su cabeza parezca redonda y recuerde a la cara de una muñeca. Las orejas caídas se forman unas 3 o 4 semanas después de nacer los gatitos. Mientras que en otras razas el cartílago auricular se endurece en ese periodo de tiempo y las orejas quedan erguidas, en los gatos scottish fold esto no sucede. Además, estos últimos poseen una nariz ancha. La longitud de su cola coincide con la de su cuerpo y el pelaje es suave y denso.

Scotish Fold comportamiento

El scottish fold o Fold escocés es un animal con un comportamientoinstintivamente simpático, de inteligencia despierta y vivaz que al mismo tiempo se comporta con discreción y afectuosidad. Se muestra como un gato de carácter tranquilo y reflexivo, que incita a la calma. Le gusta la compañía del hombre y posee una voz modulada que nunca resulta insistente.

El Scottish Fold es un gato cariñoso, apacible y silencioso, su voz es muy dulce. En familia se mostrará tranquilo y muy confiado, ideal para el trato con los niños, raramente muestra señales de mal humor. Toleran muy bien a otros animales y se adapta perfectamente a cualquier espacio.

Scoottish Fold Caracter

Ha heredado el temperamento y personalidad de sus ascendientes, el British shorthair y el American shorthair. Adora la compañía humana, es plácido y muy afectuoso y enseguida se adapta a otros animales domésticos o mascotas. Tiene un suave maullido que apenas utiliza.

Pese a su porte corpulento los Scottish fold son rápidos como un gato de campo. No te aburrirás de verlo corretear, ya que no hay nada que le guste más que jugar con cualquier objeto que encuentre a su paso.

Se lleva muy bien con los niños, por lo que su trato con ellos está recomendado. Se llevan bien con otras mascotas, sean perritos u otros gatos. A veces se muestran encantadoramente perezositos y pueden pasar horas durmiendo siestecitas en un cómodo sofá o cama. Adoran salir al patio de vez en cuando a echarse a tomar sol o acicalarse tranquilamente. Poseen una buena capacidad de adaptación y viven cómodamente en espacios grandes o reducidos.

Gato Scottish Fold azul

Scottish Fold Blanco

Scottish Fold OPIONIONES

  • Yo tengo una scottish fold, tiene ya 13 años y te puedo asegurar que es mi ojito derecho, es mi amor absoluto, mi reina. Es ella la que dirije la casa en donde hace exactamente lo que quiere. Es mi fiel compañera y la quiero con toda mi alma, mismo si maulla si no le presto atención, me despierta casi todas la noches con sus maullidos subiéndose a la cama, a veces no me deja ver la tele ni usar el ordenador porque quiere que le haga mimos. Yo la mia la recibí de regalo. Te aconsejo de buscar en el web, criadores de scottish fold, los hay en toda Europa. Hay de todos los precios, pero por loque he visto no son gatitos baratos, pero tampoco los mas caros. Pero caros o no, te aseguro que son una verdadera monadaaaa..
  • Me encantan los scottish,desde el dia que vi a uno me enamore de ellos,yo tengo gato,es un gato que me regalaron con 3 meses y es la alegria de la casa,un poco trasto pero muy bueno y muy listo,el caso es que he estado buscando un amiguete para mi gato y pense,por que no un Scottish,pero me he dado cuenta de que los precios que piden por ellos son demasiado bajo mi humilde punto de vista,asi que de momento tendremos que esperar para que mi gato tenga un compañero de juegos.

Scottish Fold PRECIO 2019

Si estás pensando en comprar un gatito Scottish fold, debes tener en cuenta que su precio supera en la mayoría de los casos los 700 euros.

A continuación te dejamos los criaderos de Scottish en España y también internacional.

Gato Siames

El siamés es una de las razas más antiguas del mundo, pues la primera descripción de un gato con sus características data de 1350.
Este gato procede del reino de Siam, la actual Tailandia. De hecho, la variedad antigua de esta raza se conoce como “Thai”. La variedad moderna llegó a Inglaterra desde Tailandia en el 1890 y es el que ha prevalecido como actual estándar de la raza.

Fotos de Gatos Siames

Elegante, de formas estilizadas y ojos azul intenso, es conocido para muchos como “El Príncipe de los Gatos”. Gracias a su carácter cariñoso y juguetón, el siamés es también el gato favorito de muchas personas.

HISTORIA

El gato siamés es una de las razas más antiguas del mundo, pues la primera descripción de un gato con sus características data de 1350.
Este gato procede del reino de Siam, la actual Tailandia. De hecho, la variedad antigua de esta raza se conoce como “Thai”. La variedad moderna llegó a Inglaterra desde Tailandia en el 1890 y es el que ha prevalecido como actual estándar de la raza.

ESTÁNDARD

Se trata de un gato muy elegante, de tamaño medio y cuerpo bien tonificado. Lo más reconocible es su coloración: cuerpo claro con una capa pigmentada en la cara, las orejas, las patas y la cola. Su pelaje es fino, sedoso y sin apenas pelusa. Una nariz fina y alargada, un cráneo más bien plano, orejas grandes y puntiagudas y ojos almendrados de color azul intenso.

gATO SIAMES CARÁCTER

Le encanta maullar y ronronear para mostrar su estado de ánimo y comunicarse. Se dice que los siameses son cariñosos por naturaleza, aunque, como buen gato, es independiente y nunca se someterá a nuestra voluntad. Es muy curioso, incluso con los extraños. Por otro lado, los gatos de esta raza suelen estar muy unidos a la familia, por lo que es posible que te reclame atención con mucha frecuencia.


Su hogar representa su refugio, por lo que no acepta nada bien los cambios de domicilio. Además, es muy territorial, por lo que puede no aceptar bien otros gatos.Los gatos de esta raza suelen estar muy unidos a la familia, por lo que es posible que te reclame atención con mucha frecuencia.

SALUD

Los cuidados básicos de su salud incluyen un cepillado frecuente y una alimentación adecuada basada en alimento seco que prevenga la obesidad.
Las alteraciones de la salud más frecuentes que padece esta raza son el estrabismo, los nudos en las vértebras de la cola, el adenocarcinoma mamario, la cariomiopatía hipertrófica y la hidrocefalia. Sin embargo, un control frecuente con el veterinario nos permitirá prevenir estas enfermedades y tratarlas a tiempo.

cUANTO VIVE UN GATO SIAMES

En la siguiente ficha podemos verlos entre otras cosas.

  • PESO: de 2,5 a 5 kilogramos
  • COLOR: cuerpo claro y pigmentación más oscura en cara, orejas, patas y cola.
  • PELO: corto, fino y lustroso
  • LONGEVIDAD: de 12 a 18 años

Video de Gato Siames

Gato Siames comportamiento

Los gatos son muy independientes por naturaleza y los de esta raza además se caracterizan por ser muy curiosos e hiperactivos, pero con una buena educación pueden llegar a ser obedientes y sumisos ante su familia adoptiva. Los felinos de raza siamés demuestran con frecuencia el afecto que sienten hacia su familia y por lo general son muy sociables con las demás personas.

El gato siamés tiene una agilidad extraordinaria y su energía es arrolladora, seguramente contagiará a todos los que estén a su alrededor. Entre los aspectos negativos de la raza podemos resaltar el hecho de que no tolera la ausencia de sus cuidadores, por lo que necesita recibir mucha atención, además suele ser bastante vocalizador y en periodos de celo emite unos maullidos de tonalidad muy grave.

Gato Siames negro

  • Gato siamés negro
  • Gato siames negro
  • Gato siames negro

Gato Siames Blanco

Gato Siames precio 2019

¿Cuanto cuesta un gato siames en España?

Los costos de vivir en España son interesantes, pero sí de tener a nuestro compañero siamés se trata, deberás tener entre 300 y 600 Euros en el bolsillo, para poder llevarlo a casa y que te haga compañía.

¿Cuanto cuesta un gato siames en estados unidos?

Ya sea que vivas en EE.UU y quieras disfrutar de la compañía de este magnífico felino, es necesario contar con 400$ o 1000$ Dolares, si es casi el sueldo minimo de muchos países solo en un gato siamés, pero si hay criaderos que los venden a estos precios.

¿Cuanto cuesta un gato siames en Argentina?

Para este país con una devaluación tan grande del peso a fecha de hoy un siamés sale entre 3500$ y 7000$ pesos argentinos, siempre aconsejamos adoptar, pero de no se posible eso es lo que te costaría un compañero felino.

¿Cuanto cuesta un gato siames en méxico?

Vivir en esta hermosa tierra implica tener un amigo felino que nos acompañe, en caso de no adoptar y buscar directamente comprar un gato siamés, el precio está entre 2 mil pesos Mexicanos y los 4 mil, dependiendo de el pedigree que el gato tenga y los papeles que lo acrediten.

Gato Angora

Las investigaciones genéticas confirman que el angora turco es, efectivamente, una de las razas de gatos más antiguas del mundo. Su pelaje largo fue fruto de una mutación natural y no de la selección llevada a cabo por el hombre, un rasgo que diferencia la historia de su cría de la de otras muchas razas felinas.

Fotos de Gatos Angora

Aspecto

El angora turco, denominado en Turquía Ankara kedisi, llegó incluso a considerarse gato nacional, y no es de extrañar, pues este felino elegante, fuerte, de hasta 5 kg de peso cautiva a muchos con un pelaje largo que se caracteriza por su tacto sedoso. Al no tener manto inferior, queda pegado al cuerpo y no supone un gran esfuerzo a la hora de cuidarlo. El clima de su lugar de origen es la razón por la cual, en invierno, desarrolla un pelo denso y tupido con un collar marcado, pero que en verano se vuelve corto, ligero y sedoso. Esta raza se adaptó perfectamente a los calurosos veranos y a los fríos inviernos de las zonas montañosas de Anatolia y el Cáucaso.

La cola del angora turco es larga y muy espesa. Su cuerpo, elegante con largas patas, le hace parecer tierno, pero ¡no hay que dejarse engañar! Su cráneo tiene un aspecto cuneiforme desde la base de las orejas hasta la punta de la nariz. Los ojos almendrados y ligeramente oblicuos hacia arriba son uno de los rasgos más característicos de la raza, aunque las orejas también destacan, muchos criadores prefieren que los pabellones auriculares sean grandes, abiertos y con la punta fina.

La apariencia de la raza ha cambiado a lo largo de los años; se la conoce desde el siglo XV y tiene una larga historia tras de sí. Este gato procedente de Turquía, que posteriormente se llevó a Europa, exhibía una complexión muy fuerte y robusta; sin embargo, ahora, los criadores y las organizaciones de cría optan por los ejemplares modernos, más bien delgados.

Hasta la década de 1990, solo estaban admitidos los angora turcos de color blanco; actualmente, en Turquía, se sigue considerando que esta raza debe presentar pelaje blanco. A principios de los años 90, la FIFe (Fédération Internationale Féline) aceptó también aquellos con pelo de otros colores. Desde entonces, todas las asociaciones reconocen los pelajes negros, rojizos, así como las diluciones y las variantes silver de estos colores. Asimismo, existen los ejemplares moteados o con patrón tabby. Sin embargo, las coloraciones no deseadas y no aprobadas son chocolate, fawn, lila y point.

A diferencia de otras razas felinas como el ragdoll, los ojos del angora turco pueden ser de todas las tonalidades: verde, ámbar, verde-ámbar, cobre, azul u ojos dispares; no existe relación alguna entre el color del pelaje y el de los ojos.

Carácter

Los angora turcos son gatos muy listos; aprecian los mimos de sus dueños, pero también les gusta mucho que los estimulen mentalmente. Siempre están dispuestos a jugar a juegos de inteligencia o de búsqueda de comida, aunque también encuentran interesantes los entretenimientos tradicionales como las cañas, las pelotas o los ratones. Cuando juegan, dejan ver su extraordinaria alegría, que también transmiten a las personas con las que conviven. Disfrutan al lado de los humanos y adoran seguirles allá adonde van. ¿Ronroneo incesante? ¿Ataques de mimos? ¿Alegría desenfrenada? Si esto es lo que buscas, entonces ¡eres el candidato perfecto para tener un angora turco! Relacionarse con su familia es una de sus actividades favoritas, por lo que son gatos que suelen requerir mucha atención; es precisamente este rasgo el que los convierte en animales muy exigentes, a pesar de su naturaleza alegre y sencilla. Esta raza no es nada agresiva y se sienten muy unidos a la gente con la que viven, por ello es muy fácil divertirse con ellos. Son perfectos para familias, les encanta jugar con los niños, acurrucarse con los adultos y que le presten atención, algo que no falta dentro de una familia amante de los animales.

Por mucho que el angora turco sea un apasionado de la aventura y de la vida al aire libre, las salidas al exterior entrañan ciertos riesgos. Esta raza despreocupada confía en cualquiera, a veces de manera incondicional, y suele acercarse a los extraños ronroneando y con la cola erguida. Muchos no dudarían en subirse al coche de un desconocido para dar una vuelta. Los gatos especialmente aventureros deberían llevar siempre un chip y estar registrados para que, en caso de duda, se los pueda identificar y devolver rápidamente a casa.

Origen

¿Esta raza felina es realmente la más antigua del mundo? Los científicos han analizado esta cuestión y, gracias a investigaciones genéticas, han comprobado que los angora turcos de pelo largo son resultado de una mutación natural, al contrario que otras razas que surgieron de la cría selectiva. Por lo tanto, es, efectivamente, una de las razas más antiguas del mundo.

Este gato es originario del Cáucaso y está estrechamente relacionado con el van turco. Comenzó a ser conocido en Turquía en el siglo XV; los sultanes del Imperio Otomano, en el siglo XVI, los enviaban como ofrenda a las cortes de Inglaterra y Francia, con lo que los dieron a conocer también en Europa. Allí, su pelaje largo captó la atención de los nobles y de la gente guapa y adinerada. El angora turco no solo era admirado dentro de la corte, los científicos e investigadores quedaron igualmente fascinados por este felino elegante con pelaje largo y sedoso. En un libro de 1756, escrito por el naturalista francés Georges-Louis Leclerc de Buffon, ya se mencionaba y representaba gráficamente al angora turco.

En el siglo XVIII, los gatos se convirtieron en un símbolo de estatus social en las cortes europeas. Una de las descripciones de la raza, que data de 1834, se atribuye a William Jardine, que escribió:  «Los gatos de angora acostumbran a ser gatos de salón. Son más mansos y afables que los gatos habituales». Charles Ross, en 1868, ofreció una nueva descripción: «Los gatos de angora son una raza fantástica con pelaje plateado de textura sedosa […] Todos ellos son criaturas maravillosas de carácter amable».

A pesar de ello, el persa relegó al angora turco a un segundo plano y su número se redujo tanto que llegó incluso a estar en peligro de extinción en Turquía. Los zoológicos de Ankara y de Estambul albergaban algunos de ellos para garantizar la continuidad de la especie.

En la década de 1950, comenzó la cría del angora turco moderno. En el año 1954, el primer ejemplar llegó a Estados Unidos, en donde está considerado como raza desde 1973 por la organización estadounidense de cría felina (CFA); aunque al principio solo se aceptaron los de pelaje blanco. El reconocimiento del pelo de color no se produjo hasta cinco años más tarde. Los primeros gatos de raza llegaron a otros países precisamente desde Estados Unidos, allí, la cría se llevó a cabo gracias a gatos importados de Turquía; un dato curioso es que estos procedían en su mayoría de zoológicos.

Salud

El angora turco puede padecer una ataxia hereditaria de carácter autosómico recesivo. Estos gatos, que parecen tambalearse, sufren una afección neurológica que provoca problemas de coordinación. Muchos de los gatitos afectados, fallecen a una edad temprana. Con muchos cuidados, una ayuda especializada, la adaptación adecuada del hogar y una atención veterinaria específica, los gatos con ataxia pueden vivir muchos años. No se conoce el origen de esta enfermedad, pero lo que es indudable es que se trata de una patología congénita; los animales adultos no pueden contagiarse.

Por motivos genéticos, la deficiencia auditiva y la sordera se dan con frecuencia en los gatos blancos. También se tiene constancia de trastornos del equilibrio. Estos problemas no están relacionados con la raza concreta; muchos gatos de angora son completamente blancos y sufren estas enfermedades con cierta frecuencia.

Tenencia y alimentación

Como raza sana y robusta que es, el angora turco no requiere cuidados ni alimentos especiales. La mejor base para una vida larga y saludable es la comida de alta calidad rica en proteínas. Puesto que son carnívoros, necesitan ingerir proteínas; por el contrario, solo son capaces de asimilar pequeñas cantidades de hidratos de carbono, y la ingesta elevada de los mismos puede derivar en enfermedades asociadas como la diabetes.

«Eres lo que comes» es una frase recurrente que puede aplicarse también a nuestros gatos. Se ha demostrado científicamente que saben identificar perfectamente qué comida es buena para ellos. Tienen preferencia por los alimentos cuya composición se asemeja a la de los ratones ―la base de la nutrición de los gatos carnívoros―. Esta presa se compone de un 85 % de carne, incluidos la carne magra, el tejido conectivo y los órganos. El porcentaje restante lo conforman los componentes vegetales que se encuentran en el tracto gastrointestinal, junto con los huesos y el pelo. Un ratón, suele contener entre un 50 % y un 60 % de proteínas, un 20 % o 30 % de grasa y un porcentaje del 3 al 8 % de carbohidratos procedentes del tracto gastrointestinal del animal. La comida más adecuada para un gato es aquella que posee unas proporciones similares a estas.

En contra de lo que cabría esperar, resulta muy sencillo averiguar qué contiene realmente la comida para gatos. En la etiqueta de cualquier alimento deben reflejarse los ingredientes con sus respectivas cantidades en orden decreciente. Huelga decir que la carne debería situarse en primer lugar. ¡Aunque no toda la carne es realmente carne! El término carne y subproductos animales hace referencia, además de a la carne magra, a todos los productos derivados y de desecho como los órganos, el pelo o los tendones. No obstante, la alimentación únicamente a base de carne magra puede conllevar carencias nutricionales, por lo que es conveniente que el alimento en cuestión también incluya vísceras; si bien es cierto que no todas se pueden aprovechar bien, en particular, los productos de desecho como los cuernos o el pelo. En la etiqueta de la composición se encuentran no solo los ingredientes, sino también los componentes analíticos, un análisis químico cuantitativo de las sustancias que contiene la comida. En la mayoría de los casos pueden observarse los porcentajes de proteína bruta, grasa bruta, ceniza bruta, fibra bruta y humedad y, en ocasiones, también el contenido de vitaminas y minerales. Así puedes valorar fácil y rápidamente la calidad de los alimentos del mercado.

Aparte de una nutrición apropiada, un angora turco necesita acudir al veterinario cada año para que le administren las vacunas, le examinen la dentadura y para que aclaren las dudas que puedas tener. La revisión anual también suele incluir una breve exploración cardiaca y pulmonar para poder diagnosticar de forma temprana posibles enfermedades.

¡Ahora solo nos queda desearos a ti y a tu angora turco una fantástica vida juntos!

Cómo encontrar al criador adecuado

A pesar de que el angora turco no sea una de las razas felinas más conocidas, su cría ha salido adelante. Si quieres ofrecer un hogar a uno de ellos, no necesitas viajar a Turquía, seguro que cerca de ti encuentras un criador de confianza.

Un gato de raza es tan bueno como lo sea el lugar en el que se ha criado. Los criadores fiables valoran la importancia de estar inscritos en una asociación y se preocupan por que sus cachorros reciban una atención sanitaria y una alimentación adecuadas, lo cual, por supuesto, supone un gasto. Los gatos que pueda ofrecer un aficionado cuestan en torno a los 500 euros, mientras que los vendidos por un criador profesional superan ese precio. No obstante, se debe tener presente que, al pagar esa suma, no solo se reciben los documentos que acreditan el pedigrí, sino también el compromiso y la certeza de que el criador se ha preocupado por la evolución del animal y por el cuidado de sus progenitores. Los posibles gastos en concepto de derechos de monta o los derivados de la alimentación y de las visitas al veterinario para controlar la salud de la madre y de la camada rara vez quedan cubiertos por el precio de venta. La cría es una afición muy cara, por lo que no es recomendable confiar en quienes ofrecen gatitos sin documentación. Por lo general, estas personas han tenido que ahorrar en alguna etapa del proceso: en la selección de los progenitores para el cruce; en los tiempos de espera que deben respetarse entre camada y camada o los periodos de descanso para la madre; en la atención médica; en los exámenes genéticos o en la alimentación…

En caso necesario, un criador responsable puede mostrarte los resultados de pruebas médicas y la documentación de los progenitores, además, da a sus gatitos un periodo de doce semanas para que puedan desarrollarse y aprender todo lo necesario de su madre y de sus hermanos. Tras este tiempo, los cachorros estarán preparados para integrarse completamente en su nueva familia. ¡Realmente vale la pena esperar este tiempo! Los años siguientes, de 12 a 18, el angora turco estará a tu lado y te cautivará con su forma de ser amistosa y abierta.

Gato persa

El suave gato persa se encuentra entre las razas favoritas. Sorprende el hecho de que este gato, conocido en persa como Gorbe-ye irāni (gato iraní), pertenezca a las razas de gatos más antiguas, así como el hecho de que el gato persa que conocemos actualmente no proceda de Oriente.

Fotos de Gatos Persa

Aspecto Gato Persa

El gato persa destaca por su pelaje largo y suave, con un manto inferior denso. Pero no todos los gatos de pelo largo son persas, de hecho estos gatos han de cumplir numerosos requisitos adicionales para satisfacer los estándares de la raza.

El aspecto de los gatos persas está definido por 3 asociaciones de criadores diferentes, que priorizan características distintas. Por regla general, un gato persa ha de tener un tamaño mediano a grande. Los machos pesan hasta 7 kg y las hembras, hasta 6 kg. El peso del cuerpo lo soportan unas patas cortas y robustas. Los mechones de pelo entre los dedos de las patitas redondas son una cualidad especialmente buscada.

Aparte del pelo largo, la cara de los gatos persas es típica de esta raza. La cabeza redonda y ancha presenta unas orejas redondas, idealmente con mechones de pelo, y una nariz muy corta. El puente de la nariz debe terminar entre los ojos, este famoso stop no debe estar situado por encima del párpado superior ni por debajo del párpado inferior. Esto confiere a los gatos persas una apariencia muy característica, aunque puede conllevar problemas de salud conocidos y ha originado una fuerte crítica por parte de los criadores de persas más extremistas, de los que hablaremos más adelante. Por ello, ciertos criadores prefieren el estándar de cría antiguo, con una nariz larga, pero que ya no coincide con el estándar actual.

El gato persa se puede encontrar prácticamente en todos los colores conocidos. Los unicolores pueden ser: negros, blancos, rojos, azules, chocolate, lila o crema. Los bicolores y los tricolores (caparazón de tortuga) se encuentran entre los favoritos, al igual que los gatos persas del exótico color smoke: una gran parte del pelaje de estos ejemplares es de color, mientras que las puntas son blancas plateadas. En caso de que solo presenten color en las puntas del pelo y la mayor parte de su pelaje sea de color gris plateado, estamos ante la variedad shaded.

Los gatos persas comparten el estándar de raza de los gatos exóticos de pelo corto y los colourpoint. Solo se diferencian en la longitud, la textura y el color del pelo. En 1933, una de las asociaciones europeas de gatos de raza reconoció a los exóticos de pelo corto. Su constitución física y carácter se corresponden con el de los gatos persas, pero poseen un pelaje corto como de peluche. Los colourpoint, también definidos como «himalayos», provienen del cruce entre gatos siameses y persas. Estos animales comprenden los estándares de la raza de los persas, aunque presentan la coloración point de los siameses. Cualquier color del pelaje puede aparecer como color point. Los más comunes son el negro y rojo, con sus diluciones azul y crema, y los colores chocolate y cinnamon, con sus diluciones lila y fawn.

Carácter Gato Persa

Los gatos persas son muy tranquilos e idóneos para tenerlos como el único animal en casa debido a que su necesidad de libertad está poco desarollada. A estos pequeños felinos les encantan los mimos y acurrucarse con sus dueños; son unos animales muy apegados.

No obstante, aunque los gatos persas son animales muy equilibrados, en el fondo todavía siguen siendo depredadores. Por eso, a los gatos tranquilos y con poco interés por los juegos se les debe brindar la oportunidad de descubrir, trepar y jugar. El interior de una casa debe estar adaptado a las necesidades de los gatos que viven en ella para poder mantenerlos mentalmente en forma y felices, aunque no realicen ejercicios acrobáticos propiamente dichos.

Cada casa debe contar con, al menos, un rascador porque, aunque los gatos no muestren mucho interés por las diversas opciones para trepar, rascar forma parte de su comportamiento natural. Los mininos deben rascar para liberarse de las capas de uña muertas. Además, estos marcan su territorio a través de señas de arañazos y difunden un «olor de bienestar» a través de las glándulas odoríferas de sus patitas, siendo este imperceptible para los humanos. Los gatos que no disponen de un rascador, un poste o una tabla para rascar, tarde o temprano acabarán haciendo uso de las esquinas de las habitaciones o de los muebles para desarrollar este instinto. Pero los rascadores no solo cubren la necesidad de rascar, sino también ofrecen opciones para trepar y una fantástica plataforma desde la que observar lo que ocurre alrededor. A los gatos les encanta contemplar el mundo desde las alturas, por lo que también puedes colocar una hamaca para la ventana o para el radiador.

Origen Gato persa

Hasta ahora se consideraba que el gato persa descendía de los gatos de pelo largo de Oriente. En el siglo XVII se introdujeron por primera vez los gatos de pelo largo en Europa. Estos procedían de la entonces existente Persia, actualmente Irán, y debieron ser la base de la cría de los gatos persas. Sin embargo, esta raza, tal y como la conocemos hoy en día, poco guarda en común con su origen. Esto no es de extrañar porque, según los últimos conocimientos científicos, los ascendientes de los gatos persas que nosotros conocemos provienen de Rusia. Un análisis genético del genoma de estos felinos refleja que esta raza desciende de los gatos domésticos rusos de pelo largo, y que no guarda parentesco con la línea asiática.

La denominación «persa» solo se estableció con la fundación de la primera asociación de criadores a principios del siglo XX. Hasta ese momento se empleaba principalmente el término «gato de Angora» para los gatos de pelo largo. Desde entonces el estándar de cría de los gatos persas ha cambiado en más de una ocasión. Con el paso del tiempo, se ha otorgado más importancia a una frente más redonda y a un cráneo con una forma más corta, mientras que el pelaje se ha vuelto cada vez más denso y con un manto inferior más abundante, lo que le ha conferido ese aspecto de peluche. Este hecho también ha supuesto una desventaja para la raza porque, al aumentar su popularidad, los persas se empezaron a criar en masa, sobre todo en EE. UU. donde se emparejaban sin considerar los perjuicios para su salud y, con ello, se consolidó un modelo de la raza cada vez más extremo. La nariz rebajada, los ojos llorosos y la tendencia a las inflamaciones en la nariz y en la garganta, así como los problemas para la asimilación de la comida y para respirar, les han conferido la fama de «raza torturada». Pero, ¿qué significa esto realmente y es correcto seguir empleando este término para los gatos persas del siglo XXI?

Salud Gato Persa

En 1999 diversos expertos realizaron un dictamen consultivo sobre este tema. El resultado de ello es un documento de 148 páginas que analiza en detalle cada forma de cría de los perros, gatos, conejos y pájaros, así como sus consecuencias para la salud de los animales. Aparte de la cría de los gatos sin pelo o de razas de animales con las orejas plegadas hacia delante o atrás, con la cola corta o la ausencia de esta, la sordera de los gatos blancos y el enanismo, también apareció la braquicefalia (brachis = corto y cephalus = cabeza), un acortamiento de la forma de la cabeza mediante una nariz chata. Aunque la salud debería primar, aún a día de hoy no existe un reglamento sobre la prohibición de la cría de estos animales a nivel europeo.

Gracias a la labor de criadores serios que priorizan la salud de sus animales, la cría de gatos persas se ha alejado del modelo de cría en masa de los años 70.

A pesar de la problemática historia de su cría, los gatos persas son relativamente sanos, siempre y cuando tengan un dueño responsable que los alimente de forma saludable y los lleve al veterinario con regularidad. Sin embargo, existe alguna excepción: la raza tiene tendencia a la enfermedad renal poliquística y a la atrofia progresiva de la retina, una curvatura de la retina que puede llevar a la ceguera completa. Los persas también pueden padecer miocardiopatía hipertrófica, que afecta a numerosos gatos.

Todas estas enfermedades son hereditarias y ponen en evidencia lo importante que es la selección inteligente de la cría. Los criadores profesionales someten a pruebas a sus animales y a los descendientes de estos con regularidad y a una edad temprana para detectar posibles enfermedades hereditarias y así poder excluirlos de la cría.

Esto se aplica sobre todo para los quistes renales. Los síntomas solo se manifiestan a una edad avanzada y, hasta entonces, muchos gatos ya han transmitido el gen dominante a sus crías. Por suerte, una ecografía puede detectar la enfermedad renal poliquística a partir de la décima semana de vida. De este modo, los criadores responsables pueden excluir desde bien temprano a los animales enfermos de la cría y evitar que tengan descendencia porque un gato con quistes siempre se los va a trasmitir a sus crías.

Para diagnosticar la miocardiopatía hipertrófica, la mejor opción es realizar una ecografía del corazón. Esta enfermedad no tiene cura pero una diagnosis precoz ofrece la posibilidad de realizar tratamientos para que los gatos afectados puedan disfrutar de una vida larga.

Según puedes observar, los gatos que se emplean para la cría deben superar controles veterinarios con regularidad para excluir las enfermedades hereditarias y su transmisión a los descendientes. Si deseas adquirir un gato de un criador, deberías poder consultar las pruebas correspondientes a las que se ha sometido a sus progenitores. Intenta evitar a los criadores no profesionales que ofrecen gatos baratos y sin documentación. Por regla general, estos criadores no se preocupan por la salud de sus animales ni los cuidan ni alimentan de forma adecuada. Esto te puede salir caro a la larga si resulta que tu gato padece diversas enfermedades hereditarias.

Elige a un criador que sea miembro de alguna asociación de criadores, que lleve un control constante de las condiciones de vida del gato, que empareje a sus ejemplares de forma sensata y que intente excluir las enfermedades genéticas. Obviamente, todo ello tiene un coste: un gato persa puede valer hasta 800 euros, pero los procedentes de criaderos pueden llegar a costar 1500 euros. Pero con este dinero no solo pagas el gato, sino también el compromiso y los conocimientos del criador. Este invierte tiempo en conceder a los gatitos el tiempo necesario para desarrollar un carácter equilibrado y para aprender todo lo importante de su madre y de sus hermanos antes de que se muden a un nuevo hogar, que como muy temprano será a las 12 semanas de vida.

Cuidados y alimentación gato persa

Aunque el suave pelaje de los persas despierta el interés de muchos amantes de los gatos, no se debe olvidar que los gatos de pelo largo requieren un cuidado especial. Para evitar los nudos de pelo, los gatos persas deberían peinarse exhaustivamente cada día. Una vez que el pelo de estos gatos se enreda, es posible que solo pueda solucionarlo un veterinario. Pero no hay que preocuparse porque, en caso necesario, el pelo afeitado volverá a crecer muy pronto.

Durante la muda de pelo los gatos persas pierden una cantidad inmensa de su pelaje aunque se les peine o cepille con regularidad. La pasta de malta y la hierba gatera contribuyen a expulsar de forma natural los pelos ingeridos y a prevenir las obstrucciones.

Debido a su nariz corta, es frecuente que los gatos persas necesiten ayuda para limpiarse la zona ocular y nasal. Normalmente, suele ser suficiente con un pañuelo húmedo, ya que el té de manzanilla o productos similares pueden irritar aún más la zona de los ojos. La cara plana de los gatos persas también requiere un alimento especial porque estos toman la comida principalmente con la lengua. La comida húmeda con una consistencia más pastosa suele ser más fácil de ingerir que la que contiene trozos grandes de carne.

Por lo demás, en cuanto a la elección de la comida adecuada para tu gato persa, solo debes tener en cuenta que cuanta más alta la calidad, mejor. Los gatos requieren una alimentación rica en proteínas, de modo que la carne debería ser el ingrediente principal de su comida. La comida húmeda es preferible al pienso, no solo porque la composición suele ser mejor sino también porque tiene un contenido más elevado de humedad. Por naturaleza, los gatos son «animales del desierto» y no sienten una gran necesidad de acudir al bebedero, por lo que beben poca agua. La mayor parte de los líquidos que requiere su organismo los ingieren a través de la comida húmeda.

Los gatos persas son una de las razas favoritas en Europa. Si eliges al criador con cuidado y prestas la atención suficiente a la higiene y a la alimentación del gato persa, tú también podrás disfrutar de estos adorables animales. ¡Te deseamos todo lo mejor a tu gato persa y a ti!

British Sorthair

El pelicorto inglés o British Shorthair es una raza de gato que desciende del cruce entre los gatos que llevaron a Britania los romanos y los nativos de la isla. Estos gatos se protegen muy bien del clima británico por su pelaje doble e impermeable.

El british shorthair es una raza poco complicada en todos los sentidos: su personalidad amigable y tranquila se adapta prácticamente a cualquier hogar, incluso si en este hay niños o si la familia ya tiene otros animales.

Fotos de gatos British Sorthair

El British es un gato fuerte, grande y redondo. Un osito de peluche con un carácter tranquilo pero juguetón, cariñoso y nada independiente, es decir, un compañero felino perfecto.

Origen del British Shorthair

Se dice que el British surgió del cruce entre los gatos que transportaron las legiones romanas a la antigua Britania con los gatos autóctonos de la zona. Para protegerse del clima británico de lluvia y humedad desarrollaron un característico pelaje doble, muy tupido y corto que lo hace inconfundible.

El primer reconocimiento de la raza se produjo en una exposición realizada por el artista Harrison Heir en 1871 en el Crystal Palace de Londres. Como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, la población de British quedó diezmada. Para recuperarla, los criadores se vieron obligados a realizar cruces con otras razas, como por ejemplo los Persas. Gracias a la genética, estos cruces aportaron al British nuevas características físicas, colores, estructura ósea y también surgieron ejemplares de pelo largo. Esta “nueva raza” fue denominada British Longhair, y actualmente es reconocida en algunas asociaciones felinas como TICA y WCF pero no así en otras como FIFE.

El British Shorthair estándar

El estándar actual del British se define como un gato compacto y equilibrado, con cuerpo fuerte y pecho ancho, patas y cola cortas, gruesas y redondeadas. Sus orejas son pequeñas, redondeadas en la punta y bien separadas. Mofletes prominentes y mentón firme. Ojos redondos, grandes y bien abiertos, con una nariz ancha y corta. Su pelo es corto y muy denso, de tacto “crispy” y con una buena subcapa.

Colores y patrones en el pelaje del British Shorthair

El abanico de colores es muy amplio, desde el negro, azul, rojo, crema, chocolate, lila,
tortugas hasta los últimos reconocidos, el cinnamon y fawn. Si a estos les añadimos el blanco tendremos los bicolores y tricolores, o incluso blancos enteros. Hay que tener en cuenta que las tortugas (un color mezclado con el crema o el rojo) y tricolores sólo pueden ser hembras. Además, los patrones de color que podemos encontrar en el British son tabby, spotted y colorpoint.

Estos patrones todavía son poco conocidos en España, pero en estos últimos años, y gracias al trabajo de algunos criadores, se están empezando a ver buenos ejemplares. El color más representativo del British es el azul, pero hay que confundirlo con otras razas cuyos ejemplares sólo pueden ser de este color, como el Cartujo o el Azul Ruso. El color de los ojos va acorde con el manto y patrón, siendo lo habitual el color cobre anaranjado, pero también podemos tener ojos azules y verdes en los British silver tabby y golden shaded.

El carácter de los British Shorthair

Uno de los aspectos por los que tanta gente se decanta por esta raza es su carácter. Es un gato tranquilo, juguetón aún en edades adultas y muy cariñoso. No es un gato independiente, es feliz estando en compañía de sus dueños, recibiéndolos al llegar a casa y buscando siempre el contacto o la cercanía. Se lleva bien con los niños y con otros animales puesto que no es agresivo ni territorial, comparándolo con otras razas. Por todo esto se le considera el compañero perfecto para convivir en nuestra casa.

Enfermedades comunes en los British Shorthair

El British, por lo general, es un gato fuerte que goza de buena salud. Aún así, a la hora de adquirir un gato de esta raza hay que tener en cuenta que, debido a los cruces que se realizaron con otras razas, hay cierta incidencia de la enfermedad del riñón poliquístico (PKD). Al ser una enfermedad genética, si los padres de nuestro gatito tienen test realizados con resultado negativo, no deberíamos preocuparnos.

Cuidados básicos del British Shorthair

Los cuidados del British son muy sencillos, similares a los que necesita cualquier otra raza de pelo corto. Para mantener su pelaje basta con un cepillado de vez en cuando para eliminar el pelo sobrante, con más frecuencia en la época de muda. Si nuestro gato no sale al exterior de la vivienda, no es necesario bañarlo a menudo, pero cuando lo hagamos habrá que usar productos específicos para gatos. Es conveniente revisar y limpiar los ojos y las orejas de nuestro gato cuando observemos exceso de lágrima o legañas en los ojos, o cera en las orejas. Basta con una gasa o similar (evitar el algodón para los ojos) y algún producto indicado para ello.

Esperamos que esta pequeña guía haya servido para terminar de convencerte de que incluyas un British Shorthair en tu vida.

Para finalizar os dejamos un vídeo para que lo disfrutéis amigos